«’Reyes de la noche’ no imita ni a García ni a De la Morocha»

«Buenas noches, saludos cordiales», por una parte. Y por otro: «Trá, trá, trá». De esta manera empezaba la guerra de la radio deportiva a fines de los años 80 y principios de los 90 entre José María García y José Ramón De la Morocha. En este momento, prácticamente tres décadas después, la guerra está de nuevo de actualidad y el día de hoy viernes brinca de las ondas radiofónicas a la pequeña pantalla en Movistar+ con ‘Reyes de la noche’, interpretada por Javier Gutiérrez y Miki Esparbé, y apuntada por Cristóbal Garrido y Adolfo Valor. De García y De la Morocha a Paco ‘El Cóndor’ (Javier Gutiérrez) y Jota Montes (Miki Esparbé), estos son los nombres de la pelea por las noches deportivas de la radio que llegan con el letrero de la primera enorme serie de españa de 2021, donde Esparbé (Barcelona, 1983) busca prorrogar un óptimo año laboral tras estrenar ‘El inocente’ (Netflix) y ‘Los espabilados’ (Movistar+). «Que dure», afirma el actor catalán en charla con este periódico.

-Radio deportiva nocturna y guerra. De forma rápida se viene a la cabeza la pelea entre José María García y Jose Ramón de la Morocha, pero ustedes repiten que lo que se verá no es una biopic…

-Verdaderamente no es así. Se basa en ese enfrentamiento, pero quizá realizar una biopic nos habría cortado la independencia para contar la historia que deseábamos. La serie es libre y los individuos asimismo lo son.

banner haren

-¿Qué logramos hallar de esa guerra en la serie?

-Eso nos lo deberían decir José María García y José Ramón De la Morocha y si se han sentido reflejados (risas). Pienso que la serie coge el enfrentamiento como punto de inicio, pero se cuentan muchas otras cosas y, además de esto, se ahonda bastante en el enfrentamiento, pero de manera muy singular.

-A propósito, ¿es cliente de radio deportiva?

-Soy muy apasionado de la radio y asimismo escucho podcast, pero no soy fan de la radio deportiva. Es cierto que en el periodo de tiempo que retrata la serie yo tenía 9 años y lo recuerdo precisamente, pues mi abuelo me llevaba al Camp Nou y al irse se ponía Catalunya Radio, que era una referencia en mi zona.

-En la preparación de ‘Reyes de la noche’, ¿llegó a contactar con De la Morocha o con García?

-Hubo un instante previo al arranque del rodaje que Javier Gutiérrez y yo pensamos en quedar con De la Morocha, pero eso en el final no se cerró jamás. Habría sido atrayente, pero, insisto, que, en mi caso, quizá, no habría ayudado tanto quedar con José Ramón, pues mi intención desde el minuto cero era no realizar una imitación. Deseábamos comprender la temporada y el sentimiento de ese instante. Sí es verdad que pregunté a amigos cronistas a fin de que me contaran de qué manera se trabajaba en esa temporada y de qué manera funcionaban. No tenemos ganas, repito, realizar un retrato exacto, pero sí me he leído, por poner un ejemplo, ‘Los silencios del Larguero’ de De la Morocha.

-Era una temporada de un periodismo deportivo de varios egos. ¿Se identifica con esa pelea de personalidades tan marcadas? ¿Se refleja en Jota, su personaje?

-Intento frecuentemente no llevar a cabo un juicio previo de mis individuos, pero sí que hay cosas mías en Jota Montes. Lo cierto es que empatizo considerablemente más con el Jota del principio que con el del final. Es un inconformista y eso me agrada bastante, entonces se marcha torciendo la cosa y por el momento no me hace tanta felicidad (risas).

Segunda temproada a la visión

-¿Va a haber segunda temporada? Recientemente Javier Gutiérrez lo avanzó…

-Soy un ‘mandao’ y me dijeron que hasta el momento en que no se estrene y Movistar lo confirme que no afirme nada (risas). Pero, la historia no está clausurada, deseamos continuar contando esto y aguardamos que tenga continuidad, más que nada, en la audiencia.

-Comenzaron la grabación de la serie con el objetivo del confinamiento, ¿de qué manera es confrontar a un rodaje en medio de una pandemia?

-Como a todo nos hemos acabado habituando y es una situación que hay que asumir. Nos hayamos puesto a grabar en el mes de agosto y para bastantes era el primer rodaje con esta normalidad. En ese instante, íbamos con bastante respeto y éramos conscientes del riesgo, por encima de todas las cosas siempre y en todo momento está la salud. Fue un alivio en el momento en que afirmaron: ‘corten. Suerte hemos acabado la serie’. Hoy, la diferencia radica en que si lo proseguimos realizando como hasta la actualidad, se puede grabar y eso es esencial.

-Este estreno, además de esto, coincide con otras ficciones en las que tenemos la posibilidad de verle. Es un año pandémico bueno, cuando menos, en el apartado laboral.

-Sí lo es. Uno sabe cuándo rueda el emprendimiento, pero no cuándo se estrena. Lo cierto es que desde enero hasta la actualidad he rodado tres semanas de ‘Historias para no reposar…’ (TVE), pero el resto del año he estado muy relajado y relajado. Resumiendo, es un óptimo año, por el hecho de que todavía quedan mucho más estrenos con el emprendimiento de Paco Caballero, la película de ‘Malnacidos’ que pasó a este año. Hay que gozarlo, por el hecho de que todos deseamos que esto pase lo antes posible y vuelva la normalidad.

Comprar Leggins
banner-abk