¿Qué es FOREX?

Dicho sencillamente, el forex – también conocido como FX o cambio de divisas – es el cambio de una divisa por otra a un precio acordado. Es un mercado descentralizado donde las divisas del mundo se intercambian como en un mercado OTC, lo que significa que las operaciones son rápidas, baratas, y se completan sin la supervisión de un supervisor.


El Forex nunca duerme

Básicamente, la operativa forex es la acción de especular con el movimiento de los precios de cambio al comprar una divisa mientras simultáneamente vendemos otra. Los valores de las divisas suben (se aprecian) y bajan (se deprecian) unos contra otros debido a un número de factores económicos, geopolíticos y técnicos.


El Forex es un mercado operado globalmente, abierto las 24 horas del día, cinco días a la semana (de lunes a viernes). Sigue al sol alrededor de la tierra, abriendo el lunes por la mañana en Wellington, Nueva Zelanda, antes de avanzar hacia los mercados asiáticos en Tokio y Singapur. Después se desplaza hacia Londres, antes de cerrar el viernes por la noche el Nueva York.
 

Incluso cuando el mercado permanece cerrado de viernes a domingo, siempre ocurre algo que causará estragos en diversas divisas a su apertura el lunes.

No hay un mercado mayor

El Forex es el mercado más operado, con una media de volumen de negocio en exceso de $5 mill millones al día. Esto quiere decir que los precios de las divisas están fluctuando constantemente en valor unos contra otros, creando diversas oportunidades de trading para los inversores que los aprovechan.

Es raro que dos divisas distintas tengan valor idéntico, y también es raro que dos divisas se mantengan en el mismo valor relativo durante algo más que un corto periodo de tiempo.

Puede que no lo sepas, pero probablemente hayas formado parte del mercado FX al menos una vez en tu vida. Digamos que está planeando unas vacaciones en Estados Unidos, y necesitas cambiar el dinero que vas a llevar de euros a (EUR) a dólares americanos (USD).

Comience a invertir hoy

El lunes, encuentras un establecimiento de cambio de divisas y ves que la tasa de cambio para EUR/USD es de $1.45. Esto quiere decir que por cada euro que cambies, obtendrás a cambio $1.45 dólares. Te gastas 100€ para obtener $145.
Sin embargo, haces la misma operación una par de semanas después y te das cuenta de que la tasa de cambio para el EUR/USD es ahora de $1.60. Por tus 100€ ahora obtienes $160 – $15 más – de haberlo sabido habrías esperado a la subida del euro contra el dólar para cambiar el dinero.

Los fundamentos el trading con forex

Las tasas de cambio en las divisas fluctúan continuamente por diversos factores como la potencia económica de un país. Lo que buscan los traders del forex es aprovechar estas fluctuaciones especulando en si los precios subirán o bajarán.

Todos los pares de forex se cotizan en términos de una divisa contra otra. Cada par de divisas tiene una «principal», que es como se denomina a la primera divisas, y una «contrapartida», que es como se denomina a la segunda divisa.


Cada divisa puede fortalecerse (apreciarse) o debilitarse (depreciarse). Como hay dos divisas en cada par, esencialmente especulamos con cuatro variables en cuanto al trading de forex.


Si crees que el valor de una divisa volverá a subir contra otra, te pones largo o «compras» esa divisa. Si crees que el valor de una divisa bajará contra otra, te pones corto o «vendes» esa divisa.


Así que por ejemplo, si creías que el USD se fortalecería (apreciaría) contra el JPY, te pondrías largo o comprarías el par USD/JPY. También comprarías si creyeras que el JPY se debilitaría (depreciaría) contra el USD. Y también al contrario, si pensabas que el JPY se fortalecería contra el USD, o que el USD se debilitaría frente al JPY, venderías o te pondrías corto de USD/JPY.

Por todos estos factores, el mercado forex te ofrece infinitas posibilidades cada día, hora, incluso cada minuto.

que-es-forex

CÓMO INICIARSE EN FOREX

Para dar tus primeros pasos en el mercado Forex tienes que tener en cuenta algunos aspectos, principalmente dos: tu formación y la elección de tu bróker.

Al igual que a nadie se le ocurriría cocinar un pastel de manzana si no tiene la más remota idea sobre cómo prepararlo, tampoco se puede invertir en Forex si no se dispone de los conocimientos adecuados. Que pueda hacerse desde una app móvil con el pulgar no significa que sea fácil, más bien todo lo contrario. El éxito en Forex depende del aprendizaje y de la práctica.

Molestarse en aprender qué es eso del trading, cómo se negocian las divisas o cómo funcionan las velas es el ABC de Forex. En internet hay muchísima información gratuita sobre el mercado de divisas. También puedes encontrar muy buenos cursos de pago.

Y como no, si te apasiona la lectura puedes empezar con grandes obras como “Day Trading: Estrategias y técnicas”, de Oliver Vélez, “Análisis técnico de los mercados financieros”, de J.J.Murphy o “Vivir del Trading”, de Alexander Elder.

Cuando los conocimientos sean los adecuados, entonces podrás pasar a la práctica.

El siguiente punto clave es elegir un buen bróker. El bróker de Forex es el que, a cambio de una comisión, actúa como intermediario entre el comprador y el vendedor de divisas. Debe estar regulado y disponer de una licencia.

Cada persona puede elegir el bróker que más le interese, pero si quiere evitar problemas en el futuro en el futuro debería elegir a uno que le ofrezca garantías. Algunos de los más populares son GKFX, ActivTrades, Admiral Markets, FxPro, Darwinex, XTB, iq option, Plus500 o eToro.

Con el bróker ya elegido, solo queda invertir tu primer euro, aunque si aceptas un consejo, mejor si ese euro es virtual. Casi todos los brókers ofrecen a sus usuarios la posibilidad de iniciarse en Forex con una cuenta demo. Solo cuando alcances una buena práctica con este dinero virtual deberías abrir una cuenta real. No tengas prisa y aprende todo lo que puedas antes hacerlo.