Presencia de peligrosos avisos narco

La Unidad de Investigación y Datos de este medio reveló últimamente en una sucesión de documentales la existencia de peligrosos avisos narco en el país, la sofisticación con que en la actualidad estas bandas lavan activos -recurriendo para estos efectos a las criptomonedas, entre otros muchos métodos- y el inquietante incremento del consumo de substancias bastante más adictivas.

banner haren

Esta investigación periodística permitió poner en visión los riesgos a los que el día de hoy se encara el país, que transcurrido un tiempo se fué convirtiendo en un destino cada vez más atrayente para la operación de enormes avisos narco. El hecho de tratarse de un país con escenarios de ingreso altos en comparación al promedio regional -lo que permitió el surgimiento de nichos de usuarios con aptitud para entrar a drogas de prominente valor comercial-, y su cercanía con enormes centros de cultivo y producción de estupefacientes, brindan condiciones interesantes para este género de operaciones.

Los decomisos de sustancia -en especial de mariguana- vivieron el año pasado un fuerte incremento, apunte que resulta impresionante teniendo en cuenta las limitaciones que impone la pandemia. Se advierte también que producto de las restricciones a los desplazamientos se han instalado más laboratorios premeditados a la fabricación de drogas sintéticas. Todo ello da cuenta de la presencia de un mercado comprometido para la venta y consumo de sustancia, y consecuentemente la proliferación de conjuntos aplicados a estos ilícitos.

Entre los datos que reveló esta investigación es que el arriesgado letrero de Sinaloa (México) está realizando intentos para entablar operaciones en Chile. El desbaratamiento de una avanzada de tal letrero por parte Carabineros y la Fiscalía -tras una amplia y meticulosa tarea de infiltración y rastreo, desde datos que proporcionó la DEA estadounidense-, cuyo propósito era editar a los puertos chilenos en puntos de origen para el envío de sustancia, es una exhibe de que los tentátraseros de estas organizaciones ahora se están propagando en suelo nacional. Por otro lado, los decomisos de un tipo particular de mariguana (“creepy”) -cuyo prominente poder alucinógeno puede transformarse en una expedita puerta de entrada para el consumo de drogas aún más duras- han tolerado advertir una ruta de tráfico que tiene su origen en Colombia.

El delito ordenado pertence a los mayores desafíos que combaten las democracias modernas, tanto por el peligro de cooptación de instituciones a través de la corrupción o prácticas extorsivas, como por la intensificación de la crueldad -singularmente por el combate entre bandas oponentes por el control de “territorios”-, que pone en grave peligro a la población. Chile está lejos aún de ser considerado un “narcoestado” o de llegar al punto en que sus fuerzas policiales y judiciales se vean sobrepasadas por el flagelo. No obstante, los antecedentes que proponen una presencia cada vez más activa de avisos narcos y al hecho de que cada vez se usan métodos más complejos para hacer estos ilícitos, fuerzan a que este tema halle considerablemente mayor relevo en el enfrentamiento público.

Comprar Leggins
banner-abk