Órdago de los Lakers en una NBA sacudida por el ‘caso Irving’

LeBron James lanza a canasta en un partido de pretemporada ante los Warriors. / Kiyoshi Mio-USA TODAY Sports

Temporada 2021-22

banner haren

LeBron persigue su quinto anillo rodeado de veteranos en una carrera en la que los Nets luchan con el vendaval desatado por su base estrella

Óscar Bellot

Superada la excepción de la campaña anterior, en la que la pandemia obligó a retrasar su estreno al mes de diciembre, la NBA dará en la noche de este martes al miércoles el pistoletazo de salida a otra temporada apasionante en la que los Milwaukee Bucks defenderán el cetro de campeones frente a un nutrido grupo de aspirantes encabezados por los Brooklyn Nets y Los Angeles Lakers.

Dos proyectos faraónicos que llegan a los tacos de salida sumidos, sin embargo, en la incertidumbre. Los neoyorquinos, con un ‘roster’ colosal, deben capear el vendaval desatado por la negativa de Kyrie Irving a vacunarse. Los angelinos, por su parte, necesitan conjuntar a la cohorte de ilustres veteranos con la que han rodeado a LeBron James para que el astro se anude un quinto anillo que le colocaría, a sus 36 años, en la estela de Michael Jordan.

Favoritos en las apuestas al inicio del curso pasado, que desembocó en unas finales que resolvieron en su favor los Bucks del todopoderoso Giannis Antetokounmpo frente a unos Suns con los que casi nadie contaba mientras los grandes candidatos recibían una cura de humildad, Lakers y Nets siguen siendo las superpotencias a batir. Pero las dudas que envuelven a unos y otros perfilan una carrera muy abierta en la que Jazz, Suns, Mavericks y Warriors aparecen como principales alternativas en el salvaje Oeste, en tanto que los Heat plantean, a priori, la amenaza más cuajada a los dos titanes de la Conferencia Este.

Aleccionados por los Suns en primera ronda de los últimos ‘playoffs’, los Lakers acometieron una profunda remodelación de su plantilla de la que solo se salvaron LeBron James, Anthony Davis y el prometedor Talen Horton-Tucker. En verano apresaron a Russell Westbrook, conformando así un ‘Big Three’ cuyo encaje suscita muchas dudas.

Favoritos en las apuestas también al inicio del curso pasado, Lakers y Nets siguen siendo las superpotencias a batir

‘Mister Triple-Doble’ persigue el entorchado que tanto se le resiste al igual que Carmelo Anthony, DeAndre Jordan o Kent Bazemore, otras figuras entradas en años cuyos días de mayor esplendor individual quedaron atrás pero que pondrán su experiencia al servicio de una causa que puede cristalizar en un éxito monumental o derivar en un estrepitoso fracaso. La pretemporada, con pleno de derrotas, no invita al optimismo en la ciudad de las estrellas, pero los viejos rockeros sueñan con tapar bocas a la vera de Frank Vogel.

Doncic busca socios

Para ello necesitan tiempo, pero la envergadura de sus competidores en el Oeste presiona a los Lakers. La lesión de rodilla de Kawhi Leonard disminuye las opciones de sus vecinos Clippers, de los que tendrá que tirar Paul George mientras el campeón en 2019 con los Raptors permanezca en el dique seco. Eso eleva las opciones de los Suns, que echaron la casa por la ventana para retener a Chris Paul y siguen teniendo un arma nuclear en la muñeca de Devin Booker. También de los Jazz, que mantienen su estructura a la espera de que este sea, por fin, su año.

Los Warriors, por su parte, confían en recuperar para diciembre a Klay Thompson tras dos años apartado de las canchas. De regresar en buena condición, el californiano volverá a conformar una dupla letal en el perímetro con Stephen Curry. Socios es lo que necesita Luka Doncic para sacar a los Mavericks de la clase media y cargarse de argumentos en la pelea por el MVP, que tarde o temprano acabará ganando el prodigio esloveno.

Año cero para la representación española en la NBA

En la otra costa son los Nets los que acaparan el protagonismo. La negativa de Kyrie Irving a que le administren una vacuna contra la covid-19, algo que sí han hecho el 95% de los jugadores de la NBA, deja tocado al conjunto llamado a reinar en el Este. La franquicia de Brooklyn mantiene apartado al base, puesto que las normas de la ciudad de Nueva York le impedirían disputar los partidos como local. De persistir en su actitud, el australiano perderá un dineral y su equipo verá mermado un potencial, en cualquier caso, extraordinario. Porque Kevin Durant y James Harden siguen siendo dos aspirantes al MVP y su fondo de armario es impresionante.

Otro seísmo, marcado por el desafecto de Ben Simmons a la franquicia que le escogió en el ‘draft’ de 2016, compromete a los Sixers, lo que convierte a los Heat en el rival más reputado de los Bucks en el Este. Los de Erik Spoelstra tratarán de resarcirse de la decepcionante campaña anterior y para ello cuentan con dos refuerzos de lujo: Kyle Lowry y PJ Tucker. Pocas dudas hay sobre el liderazgo de Jimmy Butler, pero para volver a pisar fuerte la escuadra de Miami necesita un paso delante de Bam Adebayo y Tyler Herro.

Hawks, Bulls o Knicks son activos en auge, pero aún parecen varios escalones por debajo de unos Bucks que, sin cambios de calado en la rotación y de nuevo con Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton y Jrue Holiday como estandartes, tiene pilares sólidos para defender la corona.

Comprar Leggins
banner-abk