Nadal surge frente Shapovalov | El día de hoy

Rafa Nadal estuvo en lo mucho más hondo del río Tíber. Le pasaba por arriba un avión, una centella con revés a una mano que se encontraba exprimiendo cada músculo del cuerpo del balear para aplastarle en una pista de arcilla. Una situación raras veces vista y sucede que Nadal, en los últimos 16 años, solo ha perdido un par de veces en los octavos de final de un torneo sobre tierra batida. Y no llegó la tercera derrota por los pelos, por el hecho de que Denis Shapovalov no fue con la capacidad de ofrecer la puntilla a un acercamiento que tuvo en la mano, que llegó a dirigir por 6-3 y 3-0, en el que tuvo 2 puntos de partido, y al que Nadal dio la vuelta para reclamar el pase a los cuartos de final por 3-6, 6-4 y 7-6 (3) en tres horas y media.

Desde el instante en que su racha de 81 victorias consecutivas en esta área terminara en Valencia 2005, Nadal solo ha perdido en la tercera ronda de un torneo sobre polvo de ladrillo un par de veces. Una en 2012, en la tierra azul de La capital de españa contra Fernando Verdasco, y otra en Barcelona 2015, contra Fabio Fognini.

banner haren

Shapovalov estuvo cerca de sumarse a la distinguida lista. Logró una mitad de partido increíble, sacando los colores a Nadal y montándose en el público que el día de hoy sí ha podido arrimarse al Foro de discusión Itálico, dejando en las gradas una postal remotamente próxima a la de los buenos tiempos.

El canadiense, que jamás ha jugado una final de un torneo de tierra, pero que el año pasado alcanzó aquí las semifinales, arrancó sin piedad, ganando 17 de los primeros 22 puntos del partido. Se puso 4-0 arriba y si bien Nadal ha podido recobrar entre los servicios perdidos, Shapovalov quebró por tercera vez el saque del español, en un juego de sobra de 20 minutos de duración, para llevarse el primer parcial por 6-3.

Un duro golpe para Nadal, que se había sobrepuesto a un principio adverso en su debut frente Jannik Sinner, pero que en esta ocasión veía como el arranque le suponía un equipo perdido. Y Shapovalov no aflojó. Con una aceleración inusual desde el fondo, puso el 3-0 arriba en la segunda manga. Aun gozó de un 3-1 y 40-0 en su favor. Y se le cruzó un cable. Se vio bastante cerca del triunfo y se atemorizó. Nadal olió el temor y también inició un parcial de 5-1 para alzar el equipo.

Punto de cambio

Pero proseguía sin estar cómodo. Si bien su nivel había incrementado, Shapovalov era el que se había autodestruido en el equipo y en el momento en que su cabeza volvió a marchar, el tenis fluyó nuevamente. Por tercer equipo seguido, arrancó con virtud. Un 3-1 que no tardó en dilapidar. Nadal empató a tres, después a 4. Asimismo a cinco y ahí tuvo tres bolas de ‘break’ que salvó el canadiense. Después le tocó padecer a Nadal, quien encaró 2 bolas de partido en pos de Shapovalov. Las desactivó y metió el partido en un desempate final.

El séptimo de su trayectoria en un partido sobre arcilla; 4 los había ganado, el último en 2014; 2 perdidos, el último en 2016. Y el canadiense, siendo consciente de que debía haber ganado este partido, se vino abajo. Logró una doble falta kilométrica y un fallo grosero para empezar 4-1 abajo y por el momento no ha podido levantarse. Nadal avanzó tras tres horas y media y participará en los cuartos este viernes. Su contrincante va a ser Alexander Zverev, como revancha de lo ocurrido en La capital de españa hace una semana, o Kei Nishikori.

El que se quedó a las puertas de la próxima ronda fue el malagueño Alejandro Davidovich, que cedió por 6-2 y 6-1 contra Novak Djokovic.

Comprar Leggins
banner-abk