Los trabajadores en ERTE bajan de 600.000 por vez primera desde la pandemia

El objetivo del estado de alarma y el alivio de las limitaciones en las comunidades autónomas, tal como el progreso en la vacunación, está favoreciendo la incorporación de los trabajadores en ERTE a la actividad. Hasta el punto de que por vez primera desde el instante en que estallase la pandemia la cifra de damnificados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo se ha achicado bajo la barrera de los 600.000. En concreto, a fecha 11 de mayo, hay 598.729 personas en ERTE, lo que piensa que se prosigue la inclinación descendente tras el paso de la tercera ola y en estos once primeros días del mes mucho más de 42.000 usados han vuelto a sus puestos, según los datos actualizados este viernes por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Popular.

banner haren

Un año atrás, en el momento en que la mayoría de la población se encontraba encerrada en sus viviendas y la economía estaba semiparalizada, esta cantidad se multiplicaba con creces por cinco. La pandemia provocó una situación tan nueva y sin precedentes, que en solamente un mes llegó a haber mucho más de 3,6 millones de trabajadores en ERTE. El pico se alcanzó el 25 de abril de 2020, en pleno confinamiento riguroso, en el momento en que se superaron los 3,6 millones de trabajadores en ERTE. Desde ese momento, se han achicado en mucho más de tres millones y la previsión del Gobierno es que con el acelerón en las vacunas próximamente se logre bajar del quinientos mil, si bien aún de este modo mucho más de 415.000 ocupados tienen una suspensión total de empleo.

La enorme mayoría de los 600.000 trabajadores en ERTE gozan de exoneraciones en las cotizaciones sociales, pero no de esta forma los 179.931 que forman parte a las ‘viejas’ formas de ERTE, las precedentes al 1 de octubre, y no tienen descuento en sus cuotas. Mucho más de la mitad, en concreto 245.574 son trabajadores que están en un ERTE con exoneraciones destacables para ámbitos ‘ultraprotegidos’ y su cadena de valor, al paso que 19.692 están en un ERTE de impedimento de la actividad y 153.444 en un ERTE de restricción.

Se puede destacar que 2 ocupaciones, de las cien registradas, concentran prácticamente la mitad de la gente en ERTE: servicios de comida y bebidas (hostelería), con 178.465 trabajadores, el 20,9% del total de afiliados de este ámbito; y servicios de hospedaje, con algo mucho más de 100.000, el 47,5% del total de sus afiliados, si bien estos datos son de marzo y aún no están actualizados, con lo que podría cambiar tenuemente.

Las ocupaciones con mayor porcentaje de trabajadores en ERTE son las agencias de viaje (61,1% del total de sus afiliados); los servicios de hospedaje (47,5%), transporte aéreo (40,7%) y ocupaciones de juegos de azar (30,5%), todas y cada una ellas dentro entre los ámbitos ‘ultraprotegidos’ por los ERTE.

Comprar Leggins
banner-abk