Jamenei pide actos concretos para reactivar el acuerdo nuclear de 2015

El líder supremo de Van a ir, el ayatolá Alí Jamenei, ha señalado este viernes que el país desea «acción» y no «promesas» para reactivar el acuerdo nuclear de 2015, en el contexto de las diálogos que se festejan ya hace semanas en la ciudad más importante de Austria, Viena, para procurar conseguir la reintegración estadounidense y la vuelta de Teherán al cumplimiento de sus compromisos. «Recalco que las promesas y las expresiones no son de confiar. Digo lo mismo a otros y a los extranjeros. Se lo digo a los negociadores nucleares. Es imposible confiar en expresiones y promesas, es precisa la acción«, ha subrayado en el transcurso de un alegato retransmitido por televisión.

banner haren

Los países firmantes del acuerdo han acercado posiciones a lo largo de las consecutivas rondas de contactos y el jefe negociador iraní, Abbas Araqchi, resaltó el jueves que si el resto de naciones adoptan «resoluciones bien difícil» para salvaguardar el acuerdo, la próxima ronda va a ser «muy probablemente» la última. Van a ir anunció hasta hoy la retirada de sus compromisos sobre múltiples de los puntos del acuerdo en contestación a la resolución estadounidense de retirarse del mismo de manera unilateral y también imponer sanciones, lo que ha causado el miedo en el resto de firmantes de un viable colapso del pacto.

Por otro lado, Jamenei ha destacado que la Revolución Islámica de 1979 y el «sistema» erigido por su precursor, el ayatolá Ruholá Jameini, «es mucho más fuerte cada día». «No nos hemos rendido y hemos exhibido independencia cada día. Hemos logrado enormes éxitos y hemos superado los óbices«, ha añadido. »¿Cuál es el misterio de esta permanencia? ¿Por qué razón la República Islámica (de Van a ir) no hizo en frente de otras revoluciones más allá de toda la hostilidad? El misterio glorioso de este sistema son 2 expresiones: república y también islam«, ha sostenido, según informó la cadena de televisión iraní Press televisión.

Por otro lado, Jamenei ha pedido además de esto a la población que participe en las selecciones de presidentes, previstas para el 18 de junio, y ha subrayado que los ciudadanos no tienen que opinar de forma ciega las afirmaciones de los aspirantes, antes de llevar a cabo hincapié en que «no se debe confiar en las promesas». El desarrollo electoral está marcado por la supresión de las candidaturas de las primordiales figuras moderadas, algo criticado por el presidente del país, Hasán Rohani, y el favoritismo del jefe del aparato judicial, Ebrahim Raisi, quien semeja ser el candidato de consenso de los ultraconservadores.

Las selecciones van a ser un nuevo ejemplo de la disputa entre conservadores y moderados, tras la clara victoria de los primeros en las selecciones legislativas de 2020, en las que la participación fue la mucho más baja desde la Revolución Islámica de 1979, exhibe del infortunio de la población con la clase política iraní.

Comprar Leggins
banner-abk