Hoteles y estrellas | El día de hoy

En algún momento comentamos en esta columna la relevancia que para los hoteles de mucho lujo tiene el hecho de tener, por lo menos, un óptimo lugar de comidas como complemento indispensable en su oferta. Las cadenas hoteleras de sobra prestigio apuestan por la gastronomía, intentando encontrar, aparte de un mejor servicio a sus huéspedes, la luz de las estrellas Michelin. En La capital española, donde las aperturas se suceden a ritmo vertiginoso, 2 hoteles, uno nuevo, otro completamente nuevo, marcan esta pauta. Los dos representan, como los conjuntos de los que dependen, cada uno de ellos en su estilo, la expresión máxima del lujo.

banner haren

Primero fue el Four Seasons en Canalejas. Y hace pocas semanas el emblemático Ritz, de la única cadena Mandarin Oriental. Los 2 pusieron la administración gastronómica a cargo de chefs de primer nivel. El Four Seasons con Dani García, que se distanció de la alta cocina renunciando a la tres estrellas, responsable de Dani, una brasserie actualizada con una carta informal donde se recogen varios de sus éxitos y reinterpretaciones de tradicionales.

En el Ritz fué Quique Dacosta, entre los chefs mucho más estrellados de España, quien ha desarrollado la amplia y extensa y ambiciosa oferta del centenario hotel, alegremente recuperado. Cubierto de un equipo de gran lujo en el que aparecen el cocinero Juan Antonio Medina, la sumiller Silvia García o el barman Jesús Abia, Dacosta lanza nada menos que cinco espacios, cada uno de ellos con su oferta distinguida. Un cosmos gastronómico que va desde el champán bar o el comedor donde se sirven platos tradicionales de los enormes hoteles de europa, hasta la coctelería o el agradable Jardín, con una carta sin dependencia donde sobresalen los arroces.

Pero la enorme apuesta es Deessa, el lugar de comidas con el que Dacosta va en pos de novedosas estrellas. Para esto ha puesto allí a su mano derecha, Ricard Tobella. En un ámbito de genuino lujo, da 2 menús degustación. Uno con sus platos simbólicos y otro con novedosas producciones, si bien hay ubicación en este para sus salazones y para la increíble gamba roja de Denia que es su bandera.

La sopa de guindillas y anguila ahumada, la ostra en geli-sopa de apio, el rodaballo reposado en Jerez o el arroz arborio de colmenillas son platos de bastante nivel que dan impecable iniciativa de la ambición con la que Dacosta llega a La capital española. Indudablemente va a por todas y cada una.

Comprar Leggins
banner-abk