Guatemala frena la caravana de inmigrantes hondureños por fuerza

Cientos de inmigrantes que ingresaron caminando al este de Guatemala, en su viaje desde Honduras hacia USA, fueron frenados ayer por la Policía, que les lanzó gas lacrimógeno, y por militares que aporrearon a quienes insistían en seguir por la fuerza. Las fuerzas de seguridad cercaron a los migrantes en una carretera del poblado de Vado Hondo, en el departamento de Chiquimula, frontera con Honduras. Según cantidades de la Policía, hasta este rincón llegaron cuando menos 6.000 de las 9.000 personas que se calcula que ingresaron a Guatemala.

Las detonaciones ensordecedoras de los tiros de gas y el humo hicieron que miles recularan en la carretera, mientras que otros procuraban cobijo en unas montañas. En su escapada ciertos dejaron caer sus pertenencias. Quienes insistieron en quebrar el cerco fueron aporreados.

banner haren

Una gobernante de Salud de la zona, que no se identificó, especificó que existen varios heridos por los golpes recibidos. En contraste al viernes, en el momento en que la Policía iba desarmada y no contuvo el ingreso de la caravana por el paso fronterizo de El Florido, esta vez un conjunto portaba armas. «Aquí está el abultado de la caravana» y «no los vamos a dejar pasar», ha dicho a AFP un oficial de la Policía.

Desde la noche del sábado, los migrantes están encallados en este punto estratégico ya que es bien difícil seguir el rumbo por otra parte, gracias a la accidentada geografía del rincón. Los hondureños afirman que procuran huír de la pobreza, la crueldad, el desempleo, falta de educación y salud, lo que se agudizó con la pandemia del covid-19 y el azote de 2 huracanes en el mes de noviembre.

Viable flexibilización

La caravana asimismo está alentada por la promesa de una viable flexibilización de las políticas migratorias en USA, en el momento en que el gobernante del país elegido, Joe Biden, acepte el próximo 20 de enero. Pero Washington ahora descartó la oportunidad. «No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud. Es un viaje mortal», precisó el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP), Mark A. Morgan. Donald Trump extendió el viernes la «urgencia nacional» en la frontera con México, impuesta por vez primera en el mes de febrero de 2019 para desbloquear fondos y crear su tan comunicado muro.

Dixón Vázquez, de 29 años, hondureño originario de Lima, Cortez, rogó a las autoridades guatemaltecas que los dejaran continuar en la ruta. «No tienen corazón, nos encontramos poniendo en riesgo la vida, no hay trabajo en Honduras, más que nada tras los 2 ciclones y la pandemia», dice. «Vamos a soportar hasta el momento en que nos dejen seguir, solo que nos den paso por el hecho de que no nos marchamos a quedar en Guatemala, nuestra misión es llegar a USA», asegura Vázquez, que afirma que dejó a su mujer en Honduras.

El joven se marcha de su país pero aún la transporta puesta en la piel. Viste la remera del Olimpia. Cuenta que el agro se quedó sin trabajo por el hecho de que los campos de banano se perdieron con los huracanes.

Mientras, los jóvenes esposos Víctor Clemente, de 19 años, y Gisela Orellana, de 16, dicen a AFP que eligieron dejar San Pedro Sula, en el norte de Honduras, pues la mitad de esa zona económica quedó perjudicada por las tormentas y la pandemia.

Tras solamente seis meses de en matrimonio, Víctor aseguran que desean llegar «al norte» (USA), pues «no tienen nada qué realizar» en su tierra natal. «No podrán pasar», advirtió el sábado el directivo general de Migración guatemalteca, Guillermo Díaz.

Según el último estudio de Migración, cerca de miles de personas ahora habían sido devueltas a la frontera, entre ellas 163 pequeños. El Gobierno de Guatemala reprochó a Honduras la «transgresión» de su soberanía nacional, y le solicitó «contener la salida masiva de sus pobladores».

La mayor parte partió la madrugada del viernes desde la estación de autobuses de San Pedro Sula, frecuente sitio de salida de las caravanas de migrantes. Si consigue recorrer 450 km por Guatemala, el abultado de la caravana procurará entonces ingresar por el paso fronterizo de Tecún Umán en México, que blindó su frontera.

Comprar Leggins
banner-abk