El valor de la luz dispara la inflación al 2,2% en el mes de abril

La inflación se dispara y registra el mayor avance desde octubre de 2018. El encarecimiento de la energía disparó los costos en el mes de abril un 2,2% en comparación con exactamente el mismo mes del 2020, un aumento prácticamente un punto superior al de marzo (1,3 %), según los datos comprobados el día de hoy por el Centro Nacional de Estadística (INE).

banner haren

Este fuerte aumento del IPC hay que, primordialmente, al encarecimiento de la electricidad y al cuidado de los costos de los carburantes, lo que contrasta con las caídas registradas un año antes, en pleno confinamiento por la pandemia. Por contra, en el mes de abril se abarataron las frutas y los packs turísticos.

Los costes de la electricidad en el mercado mayorista se ubicaron en la primera mitad de abril un 60% sobre el cierre de marzo y un 229% sobre los de abril del 2020 -en el momento en que se paró la actividad no fundamental-, impulsados por el encarecimiento del gas y de los derechos de CO2 (dióxido de carbono.

Los carburantes, en concordancia al Folleto Petrolero Europeo, se mantuvieron equilibrados en el mes de abril respecto a marzo, si bien la gasolina era ahora un 19% mucho más cara que un año antes y el gasóleo, un 15% mucho más costoso.

La predominación de la energía en los costos de abril es tan importante que, si se atiende a la inflación subyacente -que no tiene presente los alimentos no elaborados ni los artículos energéticos por ser los mucho más volátiles-, redujo tres décimas hasta situarse en cero, mucho más de 2 puntos bajo el IPC general. Hablamos de la mayor brecha entre la subyacente y la tasa general desde agosto de 1986.

Así, el repunte de la inflación experimentado en el tercer mes del año (1,3%) se aceleró de forma fuerte en el mes de abril, dejando atrás un largo intérvalo de tiempo de atonía de los costos. El IPC se sostuvo en negativo a lo largo de parte importante del 2020 y si bien repuntó un 0,5% en el mes de enero del 2021, se trató de un avance puntual muy relacionado con la borrasca Filomena y que no tuvo continuidad en el mes de febrero, en el momento en que los costes se sostuvieron sin cambios. En tasa por mes (abril sobre marzo), el IPC se disparó un 1,2%, su mayor subida por mes en nueve años, específicamente desde abril de 2012.

Comprar Leggins
banner-abk