El tirador de Kazán recibió la licencia de armas con una patología cerebral

El Comité de Instrucción de Rusia (SK en sus iniciales en ruso) anunció este miércoles que Ilnaz Galiáviev, el joven de 19 años que entró este martes a balazos en la escuela número 175 de Kazán, la ciudad más importante de Tatarstán, y mató a siete institucionales, una maestra y una usada, «sufría una patología cerebral» cuya naturaleza no fué dada a saber. A Kazán, en donde este miércoles tuvo sitio el entierro de los nueve muertos, se han movido mucho más de cien estudiosos del SK para aclarar lo sucedido.

banner haren

El órgano judicial ruso llama la atención sobre dado que Galiáviev sufriese una patología neurológica con la capacidad de influir en su accionar y, no obstante, su caso, más allá de estar reflejado en historiales médicos, no aparecía registrado por ninguna parte como digno de tenerse presente frente a la oportunidad que solicitase privilegios de armas o de conducir . Y eso a pesar de que, según los estudiosos, padecía en ocasiones fuertes problemas y había acudido al médico para tratarse. Entre los diagnósticos charlaba de «encefalopatía y daño cerebral».

El SK pudo asimismo saber que, en los últimos meses, sus familiares apreciaron que Galiáviev mostraba un accionar poco a poco más irascible y belicoso. En este momento será sometido a un profundo examen siquiátrico y psicológico, puesto que su de hoy estado, según el órgano judicial, «impide acometer las primordiales diligencias». El acusado, al que el juez puso bajo custodia precautoria a lo largo de los 2 próximos meses, se niega a contestar en los interrogatorios y no hace mucho más que reiterar que es Dios y que detesta al mundo entero.

Siete niños y dos adultos, muertos a tiros en una escuela de Rusia

El SK se ofrece saber por qué razón, dada la gravedad del estado mental de Galiáviev, ha podido conseguir la licencia para portar y usar armas, lo que le dejó conseguir una escopeta de fabricación turca , Hatsan Scort, con la que entró el martes en el instituto y la emprendió a balazos con todo cuanto se movía. Llevaba en ese instante puesta una máscara donde ponía Dios. Quince minutos antes de perpetrar el ataque, el joven asesino anunció en su cuenta de la comunidad Telegram que se planteaba liquidar a «un sinnúmero de biorresiduos» y después suicidarse. La ilustró con un fotografía propia con la máscara que entonces usó a lo largo de la matanza.

Este miércoles es un día de luto en Tatarstán, se han sepultado a los fallecidos y a lo largo de todo el día no han cesado de asistir personas a poner flores, retratos, muñecos de peluche y candelas en el memorial instalado en frente de la escuela. En la sociedad rusa se volvió a desatar el enfrentamiento sobre la necesidad de limitar las licencias de armas. El Comité de Seguridad de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) ha anunciado este miércoles un emprendimiento de ley que endurecerá las condiciones, subiendo entre otras muchas cosas la edad de los solicitantes, para lograr recibir el permiso de empleo de armas.

Comprar Leggins
banner-abk