El sufrido Hernán Cortés de Cáceres y un difunto enamorado

Añoro los amaneceres relajados en el hogar. El poder saborear un café sin prisas, leer el diario, buscar algo en un libro y, ocasionalmente, coger el portátil y redactar. Todo eso lo he perdido por culpa del difunto Sanjosé, que tomó como práctica manifestarse a la noche en el comedor y poner películas en el TV a todo volumen. Prácticamente t

banner haren
logo-correo-on2.svg

Este contenido es único para suscriptores

Suscríbete a HOY on+ y explota la promoción UN MES GRATIS SOLO HASTA el 16 de mayo

Comprar Leggins
banner-abk