El SES ya trabaja para asumir el área del Hospital Provincial de Badajoz donde irá el centro de salud

Hace tres años que se hizo público que el edificio que acoge el centro de salud de la Zona Centro, en Ronda del Pilar, tiene dañados los cimientos. El Servicio Extremeño de Salud (SES) descartó poco después reparar este inmueble, más conocido como Los Pinos. Desde entonces está pendiente un
traslado que no llega. Ya se sabe que el servicio se mudará al antiguo ambulatorio del Hospital Provincial de San Sebastián, en la calle Manuel Fernández Mejías, pero apenas se han producido avances.

Según la Junta de Extremadura, «se está trabajando en el acuerdo de gestión de las actuaciones por parte de un solo organismo, que probablemente será el SES». El Hospital Provincial pertenece a la Diputación Provincial. Por tanto, es necesario que esta administración le ceda la titularidad a la Consejería de Sanidad para poder realizar la obra.

banner haren

Estos primeros trámite, sin embargo, están poco avanzados. El SES admite que aún no hay una estimación del coste que tendrá habilitar las instalaciones del Hospital Provincial para poder realizar el traslado. Sin saber el dinero que hace falta no habrá partida presupuestaria para iniciar los trabajos. En agosto el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, aseguró que el traslado de este servicio estaría recogido en los próximos presupuestos. Lo hizo durante una visita al nuevo PET TAC del Hospital Universitario, pero el borrador de las cuentas autonómicas para 2022 presentado esta semana no recoge una partida específica para tal fin. La Junta asegura que el dinero está incluido en el programa operativo europeo 2021-2027.

Por otra parte, la administración regional asegura que está realizando las consultas jurídicas para allanar el terreno de la cesión del edificio y de la futura gestión del ambulatorio.

El centro médico, que da servicio a 20.000 personas del Casco Antiguo y Pardaleras, se mudará a su antigua sede, una serie de instalaciones en la fachada del Provincial que da a la calle Manuel Fernández Mejías. Sin embargo, de las antiguas salas que acogieron el ambulatorio queda muy poco. El abandono durante más de 10 años y los robos que sufrió el edificio histórico mientras estaba cerrado han deteriorado mucho estos espacios. Además, actualmente el centro de salud Zona Centro acoge más servicios que antes, por lo que será necesario ampliar el espacio disponible.

Los pacientes de este centro sanitario han pedido en numerosas ocasiones que se acelere el traslado del servicio. En estos tres años solo se ha aclarado la nueva ubicación, que será el Hospital Provincial. Este siempre ha sido el destino más solicitado por los vecinos de la zona, a pesar de que la Diputación Provincial se negó a cederlo para tal fin al principio. El Ayuntamiento ha apostado por esta ubicación y finalmente la Junta de Extremadura y la Diputación también se han sumado a esta opción.

En este tiempo se han barajado otras muchas opciones. Entre ellas la sede de los juzgados de la avenida de Colón cuando se marche la administración de Justicia, los solares del Campillo, la sede de Correos en San Francisco o los edificios del SES en la avenida de Huelva.

«No tranquiliza estar en una consulta con un niño pequeño y con grietas en la pared», dice una de las usuarias

Los pacientes no están satisfechos con la lentitud de las gestiones. «Dirán que no hay peligro, pero no tranquiliza estar en una consulta con un niño pequeño y con grietas en la pared». Lo cuenta Carmen Suárez tras salir con su hija de una visita a la enfermera de pediatría.

Los problemas en el edificio del centro de salud Zona Centro se detectaron porque aparecieron grietas en distintas paredes. Un estudio descubrió que uno de los edificios que componen este complejo, ya que son varios, se estaba hundiendo por problemas en sus cimientos. El SES ha insistido, sin embargo, en que no hay un peligro inminente.

Las grietas cuentan con marcadores para vigilar que no crezcan. En junio de 2019, sin embargo, una limpiadora de este centro sanitario resultó herida leve al caerle encima parte del lucido de la fachada. Desde entonces la escalera principal de acceso está cerrada con vallas para impedir que los usuarios se acerquen a esa zona.

«Da muy mala imagen entrar al médico en un edificio rodeado de vallas. Esperemos que no pase nada», concluye Luis de Juan, otro usuario.

Comprar Leggins
banner-abk