El Extremadura no quiere que sea el último

Rubén Mesa. / PEIO GARCÍA

banner haren

El equipo de Almendralejo recibe al colista a menos de una semana de la celebración de la junta de acreedores

R. P. ALMENDRALEJO.

El partido entre el Extremadura y el Tudelano es el último que van a jugar los azulgranas antes de la junta de acreedores del próximo 27 de octubre. El club necesita llegar a un acuerdo en dicha junta para no desaparecer, aunque todo puede pasar. Lo normal es que el Extremadura siguiese compitiendo, pero este ante el Tudelano puede ser el último choque del equipo de Almendralejo.

Y por eso puede ser especial. Por lo demás, el conjunto de Manuel Mosquera se quiere tomar el partido con la misma seriedad y profesionalidad que ha mostrado de aquí para atrás. El colista visita el Francisco de la Hera y el Extremadura quiere ganar para espantar los fantasmas de los puestos de descenso, que ahora tiene a tres puntos.

Además, los azulgranas quieren olvidar la dolorosa derrota ante la Cultural Leonesa y volver a la senda de la victoria y de los buenos resultados que se vio cortada en el Reino de León. El último mes del Extremadura ha sido bueno, pese a la derrota en tierras castellanoleonesas, y ahora el equipo quiere regalarle a su afición una nueva victoria que les haga olvidar la mala situación institucional que atraviesa el club.

Manuel Mosquera no podrá contar para el partido con los lesionados Emmanuel y Sebas Coris, y son duda Villacañas y Fran Cruz. El primero tiene difícil jugar, aunque el segundo incluso podría empezar como titular.

El técnico azulgrana no se fía del rival pese a que aún no ha conseguido ganar en liga y solo suma un punto. «Me espero un inicio de partido complicadísimo, porque tiene que ser un equipo que sale muy bien al campo porque se pone por delante muchas veces. Mirar la clasificación de un rival a estas alturas es un error y una falta de respeto», explica Manuel.

El Tudelano no sabe todavía lo que es ganar, ha perdido todos sus partidos en casa y solo suma un punto, el cosechado en casa ante el Athletic B. Eso sí, solo han perdido dos partidos por dos o más goles, ya que en las demás derrotas solo ha habido un gol de diferencia. Los de Salvachúa llegan tras perder por la mínima ante el Racing de Ferrol y quieren conseguir a costa del Extremadura su primera victoria de la temporada.

El equipo navarro tiene aún muy lejos los puestos de salvación, pero quiere comenzar a sumar puntos para acercarse lo máximo posible y no quedar descolgado en la tabla a las primeras de cambio.

Comprar Leggins
banner-abk