El cardenal y arzobispo de Múnich dimite por el escándalo de abusos sexuales

El cardenal, arzobispo de Múnich y Freissing y el expresidente de la Charla Episcopal Alemana, Reinhard Marx, ha dimitido de su cargo tras denunciar que la Iglesia Católica está en «punto fallecido» en la espinosa cuestión de los abusos sexuales realizados por religiosos contra inferiores, pero asimismo mayores. «El cardenal Reinhard Marx ha pedido al Papa Francisco que admita su renuncia al cargo de arzobispo de Múnich y Freissing y decida sobre su futura ocupación», apunta un aviso hecho público el día de hoy en la web del arzobispado de la ciudad más importante bávara. Marx envió la petición al Sumo Pontífice el pasado 21 de mayo y anunció que su carta se haría pública en esta fecha, aparte de hacer llegar que se sostendría en su cargo hasta el Francisco I decida sobre su porvenir.

banner haren

«En lo primordial se habla para mí de asumir la compromiso de la catástrofe de los abusos sexuales por la parte de integrantes con cargo de la iglesia a lo largo de las últimas décadas», apunta la carta mandada al Papa, donde se destaca que las indagaciones y peritajes completados en los últimos 10 años demostraron de forma permanente que hubo «bastante fracaso personal y fallos administrativos», pero asimismo «un fracaso institucional o sistémico». Integrante del ala mucho más liberal de la Iglesia Católica en Alemania y demasiado preocupado por la ola de apostasías que se registra en este país, Marx resalta que las discusiones de los últimos tiempos enseñaron que «ciertos en la iglesia no desean asumir ese elemento de compromiso y cooperación» e inclusive «rechazan por este motivo todo diálogo reformista o de renovación con relación a la crisis de los abusos».

La Iglesia Católica está «en punto fallecido» y quizás con su renuncia logren sentar una señal personal para un nuevo comienzo y una renovación de la iglesia, redacta el todavía arzobispo de Múnich y Freissing. «Deseo enseñar que lo esencial no es el cargo, sino más bien la misión del evangelio», asegura el espiritual en su misiva al Sumo Pontífice. Marx confiesa que transporta meses barajando su dimisión y resalta que los «hechos y discusiones de los últimos meses solo juegan un papel secundario». Añade que su solicitud a fin de que se admita su renuncia es una resolución completamente personal. «Deseo dejar completamente claro que estoy presto a asumir compromiso personal, no solo por los fallos propios, sino más bien por la iglesia como institución», apunta al final el cardenal germano.

Reinhard Marx pertence a los obispos alemanes mucho más populares y populares, presidente de la Charla Episcopal Alemana hasta 2020, año en el que anunció que renunciaba a asumir un segundo orden en el cargo. En el enfrentamiento reformista de la Iglesia Católica en Alemania protege la «vía sinodal» y representa el ala mucho más progresista. La institución atraviesa una profunda crisis en este país. El último escándalo fue protagonizado por el cardenal y arzobispo de Colonia, Reinar Maria Woelki, muy criticado por inmovilizar y esconder por un tiempo un informe sobre los abusos sexuales realizados por religiosos en su diócesis que al final fue anunciado hace algunas semanas.

Comprar Leggins
banner-abk