Argentina afirma adiós a Carlos Menem

Argentina se despidió este domingo, con conmuevas divididas, del que fuera su mayor símbolo en la década de los 90: Carlos Menem. El atractivo expresidente peronista que con su política neoliberal dio un vuelco a la economía nacional con un estilo de gobierno excéntrico y envuelto en las sombras de la corrupción murió a los 90 años en el sanatorio de Los Arcos, en Buenos Aires. El que fuera gobernante de 1989 a 1999 continuaba ingresado desde el pasado 15 de diciembre, aquejado de una infección urinaria que agudizó sus inconvenientes cardiacos.

banner haren

La novedad de su muerte ocasionó un enorme encontronazo en la Casa Rosada, donde el presente presidente, Alberto Fernández, dictaminó tres días de luto nacional en recuerdo de Menem, con quien compartía filas en el peronismo, más allá de que el exmandatario despertaba odios y pasiones por igual entre sus correligionarios. «Con profundo pesar supe de su muerte. Siempre y en todo momento escogido en democracia, fue gobernador de La Rioja, Presidente de la Nación y Senador Nacional. En dictadura fue perseguido y encarcelado. Vaya mi cariño a los que el día de hoy lo lloran», escribió en su cuenta de Twitter el jefe de Gobierno.

REACCIONES:

Alberto Fernández – Jefe del Ejecutivo.
«Siempre y en todo momento escogido en democracia. A lo largo de la dictadura fue perseguido y encarcelado»
Cristina Fernández de Kirchner – Exmandataria.
«Frente al fallecimiento deseo expresar mis condolencias a su familia, compañeros y amigos»

Los 2 ordenes en los que Menem estuvo adelante de Argentina van a ser siempre y en todo momento conmemorados por los cambios rompedores que impuso en un instante en que los altercados, saqueos y la crítica coyuntura económica eran la tónica dominante y habían causado la dimisión meses antes de su precursor, Raúl Alfonsín. ‘El Turco’, como le llamaban sus populares por ser hijo de sirios, vio en cambio la salida al caos reinante en una enorme apertura comercial y un profundo desarrollo de privatizaciones de compañías públicas. Estas medidas le dejaron granjearse las simpatías del Fondo Capital En todo el mundo, los inversores de Wall Street, los republicanos en EE UU y el foro de discusión empresarial de Davos.

«Pizza con champán»

Con Menem al poder -quien desde 2005 ejercitaba como senador- llegaron los años de «pizza con champán», como se conoció a ese tiempo de euforia, impulsado por su resolución de sostener la paridad entre el peso y el dólar. Ese modelo, que dio excelente resultados al comienzo, sentó las bases de la crisis de 2001, la peor en la historia del país. Sus fórmulas económicas le llevaron a ser considerado un traidor del peronismo por la parte de los exmandatarios Néstor Kirchner y Cristina Fernández, que este domingo expresó sus «condolencias a su familia, compañeros y amigos».

La reforma constitucional de 1994 -que acortó el orden del presidente de seis a 4 años y aceptó la reelección instantánea-, la supresión del servicio militar obligación y los indultos a dictadores enjaulados fueron los otros símbolos de la era Menem. Pero asimismo dominaron la escena los escándalos de corrupción que debió combatir en los tribunales en los últimos tiempos, más allá de que sus fueros como senador le evitaron la prisión.

Menem, el único gobernante latinoamericano en sumarse a la guerra del Golfo, estuvo en prisión domiciliaria precautoria en 2001 por un juicio por contrabando de armas a Croacia y Ecuador. Con el golpe militar de 1976 fue encarcelado cinco años y desposeído de su cargo de gobernador de su provincia natal, La Rioja, ya que ostentó entre 1973 y 1976 y de 1983 a 1989, hasta ofrecer el salto a la Casa Rosada.

En el momento en que Madonna y losRolling Stones visitabanla Casa Rosada

Los años de Carlos Menem en el poder transformaron la sede de la presidencia argentina en el epicentro de la farándula y foco de máximo interés para la prensa sensacionalisma. Celebridades como la modelo alemana Claudia Schiffer, los Rolling Stones, el artista mexicano Luis Miguel, Michael Jackson y Madonna fueron ciertas consagrados visitas. Aparte de por sus recibimientos, el excéntrico jefe de Gobierno fue novedad por echar en 1990 de la Casa Rosada a su mujer, Zulema Yoma, y madre de sus 2 primeros hijos. Años después, se casó con la ex- Miss Cosmos chilena Cecilia Bolocco, con quien tuvo en 2001 a su último descendiente, Máximo Saúl. Antes, fruto de una relación extramatrimonial engendró a su tercer descendiente, Carlos Nair.

Comprar Leggins
banner-abk