Álvaro se viste de superhéroe

Álvaro es un niño risueño. A pesar de que está perjudicado por una patología que le aboca a la inmovilidad, estos días se siente un superhéroe. Enfundado en un robot que lleva por nombre Atlas 2030, se ejercita en ofrecer pasos pausados pero seguros, supervisados por expertos que anotan los progresos en su régimen. El crío, de 9 años, sufre atrofia muscular espinal y merced al artilugio desarrollado por la compañía Marsi Bionics puede caminar de forma lenta en lo que es una terapia integral. «Es una sensación que es imposible detallar. Es tal y como si un día te levantas sin lograr realizar nada y esa tarde lo puedes llevar a cabo todo», afirma Álvaro.

banner haren

Elena García Armada, estudiosa en el Centro de Automática y Robótica del CSIC y cofundadora de Marsi Bionics, está mucho más que satisfecha: tras ocho años de trabajo, el aparato va a poder llegar a los centros de salud y a los pequeños que lo precisen, asimismo a los damnificados de parálisis cerebral. «Es un dispositivo dotado de múltiples sensores que advierten el estado de las articulaciones del niño y su intención de movimiento. En dependencia de la aptitud que tenga de ejercer algo de fuerza, el aparato lo descubre y le asiste para ofrecer el paso. Asimismo podemos trabajar de manera pasiva; el fisioterapeuta programa el patrón de marcha y la máquina lo reproduce».

Es un día de celebración, tanto para pequeños y progenitores para los estudiosos. La Agencia De españa de Fármacos y Modelos Sanitarios aprobó la comercialización del exoesqueleto para España y el resto de países de la Unión Europea. García Armada manifiesta que el prototipo inaugura un nuevo horizonte en la neurorehabilitación. «Ahora mismo los pequeños se sienten capaces de caminar y el encontronazo en su motivación y autovaloración es espectacular». El exoesqueleto Atlas 2030, un robot que se ajusta a las atrofiadas articulaciones del niño, no solo le asiste para incorporarse y caminar, sino le hace sentirse poderoso, tal y como si hubiese dado un paso de enorme en su autonomía.

El emprendimiento de viajar en el avance de este talento le llegó a Armada por medio de los progenitores de Daniela, una pequeña tetrapléjica. Los progenitores vieron exoesqueletos hechos ‘a propósito’ para mayores, y se preguntaron si no había una opción alternativa para su hija. En la situacion de los pequeños, el armazón debe amoldarse a la constitución del menor y a su desarrollo, de forma que responda a las solicitudes personales de cada usuario. Esta situación movió a García Armada a admitir el desafío y se puso manos a la obra.

Víctor, otro niño que se mete en la piel robótica del Atlas 2030, verifica su mecanismo, construido con titanio y aluminio y que pesa 12 kilogramos. La terapia dejará a Víctor hacer mas fuerte sus enclenques músculos.

La atrofia muscular espinal no es una patología muy extendida, si bien en España se calcula que hay entre 300 y 400 familias con alguien aquejado por la dolencia.

Comprar Leggins
banner-abk